Katana

Katana
My sword

Chronos

5.06.2010

Aqui les dejo un poco de cutura mis batos nos vemos espero que la proccima entrada no tarde tanto.....

En la mitología griega, Chronos (en griego antiguo Χρόνος Khrónos, ‘tiempo’; en latín Chronus) era la personificación del tiempo.

En los mitos griegos, Chronos era el dios de las Edades (desde la Dorada hasta la de Bronce) y del zodiaco. Surgió al principio de los tiempos formado por sí mismo como un ser incorpóreo y serpentino con tres cabezas: de hombre, de toro y de león. Se entrelazó con su compañera Ananké (la Inevitabilidad) en una espiral en torno al huevo primigenio y lo separó, formando el universo ordenado de la tierra, el mar y el cielo.
Chronos permaneció como el dios remoto e incorpóreo del tiempo que rodeaba el universo, conduciendo la rotación de los cielos y el eterno paso del tiempo. Ocasionalmente se aparecía a Zeus con la forma de un hombre anciano de largos cabellos y barba blancos, pero la mayor parte del tiempo permanecía como una fuerza más allá del alcance y el poder de los dioses más jóvenes.
En la tradición órfica, Chronos era hijo de Gea o bien de Hydros (el Océano primigenio) y Thesis (la primigenia Tethys). Junto con Ananké, era padre de Caos, Éter y Érebo o Fanes. Otras fuentes afirman que era padre de las Horas y, con Nix, de Hemera.

Chronos y Crono


A menudo se confunde a Chronos, personificación del tiempo, con Crono (Κρόνος), rey de los Titanes y dios del tiempo «humano» (del calendario, las estaciones y las cosechas), hijo de Urano y Gea, y padre de Zeus.
La confusión entre ambos es una invención helenística, debida probablemente a los intentos de explicar a Crono mediante conjeturas sobre su etimología. Dicha confusión aparece en diversidad de fuentes posteriores, y en la actualidad muchas obras académicas y enciclopedias funden ambas figuras o ignoran completamente la existencia de Chronos como una personificación separada y diferente del tiempo.

1 comentarios:

Ninfarrel dijo...

jajaja yo soy uno de tantos que creia que eran el mismo jajajaja

Súcubo

El súcubo (succŭbus del Latín succubare, "reposar debajo"), según las leyendas medievales occidentales, es un demonio que toma la forma de una mujer guapa para seducir a los hombres, sobretodo, a los monjes, en sus sueños, para tener relaciones sexuales con ellos. De esta manera, absorben la energía del hombre para mantenerse, y a menudo, llegan hasta tal punto, que pueden dejarlo agotado o incluso matarlo.

Los súcubos más conocidos son Abrahel, Baltazo, Bietka, Filotano, Florina Vasordiel y Mancerinio. Uno de los más relevantes en la demonología es Lilito. Este se trasformaba en una mujer de opulentas formas a la que gustaba seducir a los artistas para que la utilizasen como modelo en sus creaciones, especialmente si se trataba de motivos religiosos.

Según el Malleus Maleficarum, o el "Martillo de Brujas", los sucubos coleccionan el semen de los hombres con los que durmieron. Este lo usarían para embarazar a las mujeres. Así, se suponía que los niños que serían engendrados, serían más susceptibles a la influencia de los demonios.

Según algunas creencias, los sucubos se podrían transformar en incubus con el semen recientemente recogido impregnando a sus víctimas. Éste hecho respondía a la creencia de que los demonios no podían reproducirse naturalmente, sin embargo los incubus podrían fertilizar a las mujeres.

Hay dos tipos de Súcubos:

La ya mencionada una mujer hermosa que seduce, viola y succiona le esencia de una criatura.

Y la otra que es un ser creado a partir de alguna parte de un cuerpo ya sea una mano, una cabeza, etc. y que obedece a las ordenes de el que lo revivió con tal de que le de de su sangre.

En el primer caso ponerle un espejo en frente ya que ellas son solo reflejos de tus oscuro y malos pensamientos, si se ven reflejadas desaparecen.

En el otro caso no sabría que hacer por que si lo "mataras" si su dueño se lo ordena revive.

Espada

Espada
Mi mayor deseo es Cortarte con ella